Las organizaciones indígenas caminan juntas por una Ley de Consulta Previa Libre e Informada

Photo: PNUD

Jhonny Maraza se reconoce como aymara y reside en el Beni. Para él es de gran importancia la Ley de Consulta Previa que se está elaborando en la Asamblea Legislativa Plurinacional porque en las comunidades donde sus hermanos viven ya se han instalado varios proyectos extractivos. “Tenemos comunidades que están afectadas por las cooperativas mineras en diferentes departamentos, como en Larecaja, donde no se hizo consulta previa sino que empezaron a trabajar y las comunidades han perdido sus chacras, han perdido sus cultivos, no han sido indemnizadas por los daños: se dijo que estas obran se iban a transferir a las comunidades pero tampoco se transfieren y por eso es importante que seamos parte de la consulta”, sostiene.

Aspectos destacados

  • Se realizaron 28 talleres con un promedio de 150 participantes de los pueblos indígenas originario campesinos.
  • El anteproyecto fue consensuado y aprobado por la gran mayoría de las organizaciones indígenas del país.
  • Se efectuaron las III Jornadas internacionales sobre el derecho a la consulta, con asistencia técnica internacional al proceso de revisión y ajuste del anteproyecto de Ley presentado en la VI Reunión de la Comisión Nacional.

Actualmente Maraza es secretario General de la Confederación Sindical de Comunidades Interculturales de Bolivia (CSCIB), organización que ha participado junto al Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu (CONAMAQ), la Asamblea del Pueblo Guaraní (APG), la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB), la Confederación Indígena del Oriente de Bolivia (CIDOB), y la Confederación Nacional de Mujeres Campesinas Indígenas y Originarias de Bolivia - Bartolina Sisa (CNMCIOB-BS) del  “Programa Conjunto: Derechos a la Consulta Previa Libre e Informada de los Pueblos Indígenas”.

El Programa Conjunto en el que participan ocho agencias de Naciones Unidas (PNUD, OACNUDH, OIT, ONU Mujeres, UNFPA, UNICEF, PMA y OMS) tiene como objetivo facilitar la participación de todas las agrupaciones indígenas, en igualdad de condiciones entre hombres y mujeres, e instituciones del Gobierno en el proceso de elaboración participativa de la Ley de Consulta.

“Los encuentros fueron positivos para considerar que debe haber diálogo permanente y eso es importante. Los pueblos necesitan conocer más el derecho a la consulta y saber analizar los tratados internacionales y conocer otras experiencias”, evalúa Aurelio Ambrosio, miembro de la Coordinadora Andina de Organizaciones Indígenas (CAOI) y abogado asesor del CONAMAQ.

El 15 de febrero de 2012 se constituyó la Comisión Nacional para la elaboración de la Ley Marco de Consulta Previa. Se realizaron siete reuniones de la Comisión Nacional, organizaciones indígena originario campesinas, representantes de la Asamblea Legislativa Plurinacional y la Defensoría del Pueblo.

El PNUD apoyó en la realización de 28 talleres de socialización y consulta del anteproyecto de Ley con representantes de organizaciones indígenas originario campesinas de tierras bajas y altas. En estos talleres el equipo técnico presentó el anteproyecto artículo por artículo, recogiendo a través de actas las observaciones más relevantes. En promedio cada evento congregó alrededor de 150 personas, con una representación de mujeres cercana al 40 por ciento.

También se realizaron 30 encuentros establecidos por las organizaciones indígenas en el marco de acuerdos de cooperación, con el objetivo principal de fortalecer sus capacidades de iniciativas propositivas en la temática. En tal sentido es importante destacar la fortaleza que estos encuentros les dieron a los participantes: “Nos ha ayudado a un reencuentro con nuestros hermanos, no llegar solo a sus ampliados, sino hacer eventos donde se sientan apoyados y que ellos estén aportando en las construcciones de leyes”, opina Jhonny Maraza.

Asesoramiento, debates y aprobación del anteproyecto

Durante el proceso de debate con asistencia técnica, existen dos hitos importantes: la organización de las Terceras Jornadas sobre Derecho a la Consulta, realizadas del 15 al 22 de marzo de 2013 conjuntamente con la OIT, OACNUDH y ONU Mujeres, con la participación de tres expertos internacionales; y las reuniones VI y VII de la Comisión Nacional en agosto y diciembre de 2013, con la participación de un experto internacional.

Las Jornadas tuvieron como objetivo debatir con los actores relevantes los temas fundamentales para la construcción de una norma legislativa general sobre el ejercicio del derecho a la consulta en Bolivia, sobre la base de las experiencias y evidencias a nivel internacional.

Las reuniones VI y VII de la Comisión Nacional permitieron contar con una versión ajustada del anteproyecto que recoge de manera amplia un conjunto de propuestas hechas por las organizaciones indígenas como parte del proceso de consulta, así como una gran parte de las sugerencias técnicas de los expertos internacionales. El anteproyecto fue consensuado y aprobado por la gran mayoría de las organizaciones indígenas del país.

Apoyo multidisciplinario al Programa de Consulta

El PNUD acompañó la conformación del Equipo Interdisciplinario que llevó adelante los talleres, la sistematización de la información recolectada, la producción de insumos especializados y la elaboración de materiales de comunicación (6.050 ejemplares del anteproyecto; 3 mil ejemplares de un compendio legislativo, y 3 mil periódicos sobre el proceso de elaboración).

ONU Mujeres y el PNUD han realizado un proceso de socialización y análisis de las propuestas de Ley de Consulta con mujeres representantes de las organizaciones indígenas originario campesinas. Un importante número de propuestas de las mujeres fueron incorporadas en el anteproyecto de Ley de Consulta consensuada durante la VI Reunión de la Comisión Nacional.

De forma complementaria al proceso de consulta, el PNUD brindó apoyo a las organizaciones indígenas a través de la firma de acuerdos de subsidios cuyo objetivo principal es fortalecer sus capacidades de iniciativas propositivas y de participación en los procesos de diálogo. Los recursos han sido destinados a la organización de talleres y contratación de asistencia técnica.

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Bolivia 
Ir a PNUD Global

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tobago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe