El retrato de Bolivia en el Informe mundial sobre Desarrollo Humano

11-sep-2014

Ilustración: Alejandro Salazar

El Informe mundial sobre Desarrollo Humano (IDH) 2014 titulado Sostener el progreso humano: reducir vulnerabilidades y construir resiliencia, presenta a Bolivia como un país exitoso que registra la mayor reducción de pobreza en la región (32% entre 2000 y 2012), pero también vulnerable, ya que el 16% de su población salió de la pobreza sin lograr consolidarse en el estrato medio. Así, a lo largo de sus casi doscientas cincuenta páginas, el último informe publicado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) se refiere varias veces a los impresionantes pero frágiles avances de Bolivia.

La Administradora del PNUD, Helen Clark, indica que “si las personas siguen corriendo el riesgo de recaer en la pobreza debido a factores estructurales y vulnerabilidades persistentes, el progreso del desarrollo continuará siendo precario. La erradicación de la pobreza no es solo cuestión de llegar a un punto cero (de pobreza), sino también de permanecer allí”.

País exitoso e innovador

“En Bolivia, Brasil y Camboya, el crecimiento del consumo para el 40 por ciento más pobre ha sido más rápido que para la población en su conjunto”, escriben los investigadores del PNUD. Este dato ayuda a entender por qué, en el IDH mundial, Bolivia –conjuntamente con Uruguay–, encabeza la lista de los países con mayor reducción de la desigualdad, gracias a un índice de Gini que se redujo en un 3.5% entre 2008 y 2012.
 
Este resultado positivo en el campo de la igualdad económica también encuentra su corolario en el ámbito de la “participación de las personas vulnerables en el proceso político; un caso ilustrativo fue la transición democrática pacífica que tuvo lugar en Bolivia y que llevó al poder a la mayoría indígena del país después de una larga historia de exclusión”. En otra sección del informe, dedicada a la prevención y recuperación ante conflictos, los autores indican que “países tan diversos como Bolivia, Kenia, Nepal, Perú, Kirguistán, Timor-Leste y Togo han invertido en medidas para desarrollar la confianza, colaborar y promover el diálogo mediante intermediarios creíbles e infraestructuras de paz. Gracias a estas medidas se han obtenido resultados positivos, como elecciones pacíficas, menos conflictos relacionados con la tierra y los recursos naturales, y reducción de las tensiones entre grupos”.

En el capítulo del libro dedicado a las políticas sociales, el PNUD destaca lo siguiente: “Las fuentes de financiación innovadoras pueden aprovecharse para financiar la prestación universal. Por ejemplo, Bolivia introdujo las pensiones de jubilación universales en 1997 y las financió parcialmente mediante recursos procedentes de la privatización de empresas públicas. En 2007, la edad requerida para percibir esta pensión se redujo de 65 a 60 años y los impuestos procedentes de la venta de hidrocarburos se convirtieron en la principal fuente de financiación”.

País vulnerable

En 1990, en el primer informe mundial sobre Desarrollo Humano publicado por el PNUD, Bolivia figuraba dentro de la categoría de desarrollo humano bajo. A la fecha, 16 países de este grupo, incluyendo Bolivia, lograron ascender a la calidad de desarrollo humano medio. Esto constituye una evolución positiva pero todavía frágil, aún más considerando las numerosas “vulnerabilidades estructurales” presentes en el país y caracterizadas en el informe, incluyendo la ausencia de una salida soberana al mar: “Los pobres, la mujeres, las minorías (étnicas, lingüísticas, religiosas, migrantes o sexuales), los pueblos indígenas, las personas que viven en zonas rurales o remotas, o con una discapacidad, y los países sin litoral o con recursos naturales limitados tienden a enfrentarse a mayores obstáculos, a veces de naturaleza jurídica, a la hora de crear capacidades, tomar decisiones y reclamar sus derechos de apoyo y protección en caso de acontecimientos adversos”.

Finalmente, en un último pasaje del libro, los investigadores resaltan lo siguiente: “Otro factor importante (de pobreza multidimensional en los hogares, además del hecho de ser encabezados por una mujer o de contar con una persona de más de 60 años) es la presencia de niños pequeños. En Bolivia, por ejemplo, la proporción global de la población que se encuentra en una situación de pobreza multidimensional se eleva al 12%, pero en los hogares con al menos un niño menor de 5 años alcanza el 34%”.

En definitiva, este Informe muestra a Bolivia como el país con mayor reducción de pobreza en la región; sin embargo, este estrato en ascenso también ha venido a engrosar la población vulnerable y corre el peligro de caer o retornar al estado de pobreza, a menos que se aborden de manera sistemática políticas específicas y normas sociales para seguir avanzando hasta lograr un desarrollo humano equitativo y sostenible.

Aspectos destacados

El Informe mundial sobre Desarrollo Humano (IDH) 2014 titulado Sostener el progreso humano: reducir vulnerabilidades y construir resiliencia, presenta a Bolivia como el país que registra la mayor reducción de pobreza en la región (32% entre 2000 y 2012).
Pero también Bolivia es también vulnerable, ya que el 16% de su población salió de la pobreza sin lograr consolidarse en el estrato medio.

La Administradora del PNUD, Helen Clark, indica que “si las personas siguen corriendo el riesgo de recaer en la pobreza debido a factores estructurales y vulnerabilidades persistentes, el progreso del desarrollo continuará siendo precario. La erradicación de la pobreza no es solo cuestión de llegar a un punto cero (de pobreza), sino también de permanecer allí”.


PNUD En el mundo

Estás en PNUD Bolivia 
Ir a PNUD Global

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe