La Cumbre Nacional de Justicia Indígena Originario Campesina se desarrolló con el objetivo de evaluar y buscar alternativas viables que permitan la convivencia pacífica y armónica entre la Justicia Ordinaria y la Justicia Indígena Originario Campesina. ©PNUD Bolivia / Nagera Vicente

A raíz del reconocimiento de los derechos de los pueblos indígenas y la promoción del diálogo intercultural como espacio para el reconocimiento de la diversidad y la pluralidad, se desarrolló la Cumbre Nacional de Justicia Indígena Originario Campesina con el objetivo de evaluar y buscar alternativas viables que permitan la convivencia pacífica y armónica entre la Justicia Ordinaria y la Justicia Indígena Originario Campesina (JIOC).

El encuentro nacional reunió a más 200 delegados y delegadas de organizaciones indígenas y campesinas, representantes de los órganos Ejecutivo y Judicial, Pacto Unidad, Policía Nacional, organismos internacionales, jueces y fiscales que reflexionaron sobre las líneas estratégicas y definieron una agenda de trabajo para el fortalecimiento de la JIOC, su implementación en las Autonomías Indígenas, los Mecanismos de Coordinación y Cooperación y el respeto a los Derechos Humanos.

“La justicia indígena originario campesina es milenaria y preexistente a la justicia ordinaria. Tiene grandes valores que tienen que ser revalorizados”, aseveró el Ministro de Gobierno, Carlos Romero, en el acto de inauguración.

Músicos indígenas tocan instrumentos autóctonos en el ritual ancestral de clausura de la Cumbre Nacional de Justicia Indígena Originario Campesina ©PNUD Bolivia / Nagera Vicente

Las comisiones concluyeron que:

  • La descolonización de la justicia a través del fortalecimiento de la Justicia Indígena Originario Campesina. Se propuso implementar, de manera obligatoria, en todo el sistema universitario, mallas curriculares acerca de los saberes y conocimientos de los pueblos y naciones indígenas y la diversidad de administración de justicia.
  • Consolidar un Consejo Nacional de Justicia Indígena Originario Campesino para el seguimiento de las conclusiones y recomendaciones de esta cumbre. Realizar encuentros departamentales interjurisdiccionales entre la justicia indígena, el Ministerio Público, la Policía Boliviana para fortalecer el sistema de administración de justicia plural.
  • Se determinó la socialización permanente de las autoridades indígenas sobre el ordenamiento constitucional que rige la administración de justicia e implementar un protocolo de coordinación entre las justicias ordinaria y la indígena originario campesina.
  • Se estableció fortalecer la justicia indígena originario campesina para desarrollar y consolidar el pluralismo jurídico en el marco de la Constitución; aplicar el protocolo de actuación intercultural de jueces a través de la Escuela Nacional de Jueces; trabajar en el protocolo de coordinación y cooperación con la Policía Nacional, el Ministerio Público, el Tribunal Agroambiental, entre otros.
  • Se propuso garantizar el ejercicio de los derechos individuales y colectivos de manera igualitaria, equitativa y sin discriminación entre hombre y mujeres en la justicia indígena originario campesina; reforzar la socialización de los alcances de la justicia indígena y cómo se deben proteger los derechos humanos.
  • Además, se definió garantizar la visión indígena durante la resolución de conflictos al interior de la justicia indígena originario campesina; promover su aplicación en el marco de sus principios y valores.

En el contexto del Pluralismo Jurídico que reconoce y prescribe la Constitución Política del Estado, el PNUD apoya al estrado Boliviano a fortalecer la Justicia Indígena Originario Campesina que comprende el ejercicio pleno de los Derechos Humanos individuales y colectivos que establece la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo, así como otros instrumentos de derecho internacional que, por cierto, forman parte de la economía jurídica y constitucional de Bolivia.

©Ministerio de Justicia

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Bolivia 
Ir a PNUD Global

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tobago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe