Declaración con ocasión del Día Internacional de los Derechos Humanos del Administrador del PNUD, Achim Steiner

10-dic-2017

Los seres humanos nacen libres e iguales, tanto en derechos como en dignidad. Este es el principio fundamental proclamado en la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948.

Este ideal es tan relevante y acuciante hoy como lo fue hace casi setenta años, cuando las naciones emergieron de la sombra de la Segunda Guerra Mundial y juntos nos comprometimos a proteger los derechos, y la dignidad, de todas las personas.

Ya han transcurrido casi 70 años y esos derechos siguen siendo la piedra angular de la misión y mandato de las Naciones Unidas. Hoy, estos derechos todavía están en peligro en muchas partes del mundo. Hoy, salvaguardarlos todavía requiere nuestra atención y vigilancia.

Para la comunidad del desarrollo, los derechos humanos son el cimiento sobre el que se construye nuestro trabajo.

Cuando logramos empoderar a las personas más pobres y vulnerables, cuando apoyamos a los gobiernos a construir instituciones sólidas, justas e inclusivas, cuando brindamos apoyo a la prestación de servicios básicos e infraestructura, estamos ayudando a establecer las condiciones necesarias para que las personas puedan vivir con dignidad y tener oportunidades.

A medida que nos preparamos para celebrar el 70° aniversario de la Declaración en 2018, reenfoquemos el espíritu que encarna.

Asimismo, recordemos que la Declaración es mucho más que un idealismo noble. Los derechos que proclama protegen personas, comunidades y, finalmente, el respeto y la cohesión social que nos unen.

Junto con los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la Agenda 2030, los derechos humanos abren camino hacia un mundo libre de discriminación y exclusión, a un mundo de paz y prosperidad sostenible, a un mundo en el que nadie se quede atrás.

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Bolivia 
Ir a PNUD Global