¡De las palabras a la Acción!

Mensaje con ocasión del Día Internacional de la Mujer

Representanción del PNUD en Bolivia  

La igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres son mandatos fundamentales del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y transversal a su enfoque de promoción del desarrollo. Las mujeres son agentes del cambio y líderes de los procesos de desarrollo que con su influencia se logra un mundo más incluyente, sostenible y resiliente.

Fotografía simbólica del equipo del PNUD Bolivia en conmemoración del 8 de marzo de 2018.

En Bolivia, durante los últimos 20 años, los derechos y las libertades de las mujeres se han ampliado de manera sostenida, destacándose el reconocimiento de los principios de igualdad, no discriminación y la erradicación del acoso y la violencia política. Una de sus mayores expresiones es, sin duda, los avances en la representación política como propulsor de una democracia con igualdad en la toma de decisiones, en los mecanismos de participación y en el ejercicio del poder; reflejado en el reconocimiento de que Bolivia ocupa el segundo lugar en el mundo por la presencia femenina en representación parlamentaria.

A pesar de los logros obtenidos, persisten importantes desigualdades de género; privando a las mujeres de derechos, oportunidades y obstaculizando el progreso global en todos los entornos de desarrollo. Las mujeres soportan cargas de trabajo desproporcionado. Están sujetas a diferentes formas de violencia sólo por ser mujeres, y se mantienen barreras que impiden lograr la igualdad de acceso a los derechos legales, los servicios básicos, incluidos la atención médica, la educación y la justicia.

La violencia en Bolivia es uno de los rasgos más lacerantes que demuestran que aún queda un largo camino por recorrer. Las cifras alertan sobre la gravedad de la violencia contra mujeres, niñas y adolescentes. Siete de cada 10 mujeres sufren violencia en sus hogares. Una mujer muere cada tres días víctima de feminicidio. Desde enero hasta el 6 de marzo, se reportaron 28 feminicidios en el país y 4.674 casos de violencia intrafamiliar o doméstica. Los estudios realizados sobre la naturaleza de la violencia nos dan claras señales de que la misma está “naturalizada” y se produce, reproduce y consume en la cotidianeidad.

Taller Internacional - Intercambio de Experiencias "Camino Hacia la Igualdad"

Este contexto de desigualdad y afectación a los derechos impacta de manera directa a las mujeres indígenas, cuyo aporte al desarrollo de los países se centra en mantener viva la cultura de los pueblos, la protección y conservación de sus territorios, un tema completamente invisibilizado. De todas, la mujer indígena es la que menos beneficios recibe de los procesos del desarrollo. Siguen viviendo una situación de desigualdad social, política y económica, limitando la promoción de la igualdad de género como condición necesaria para erradicar la pobreza y el hambre en la región.

El liderazgo de las mujeres indígenas es importante para en el logro de progreso social, económico y político porque desde su experiencia y conocimiento ancestral aportan nuevas formas de entender las diferentes problemáticas sociales y el desarrollo con enfoque integral.

La Agenda 2030 prevé un mundo en el que "todas las mujeres y las niñas disfrutan de la plena igualdad de género y se han eliminado todas las barreras legales, sociales y económicas para su empoderamiento". La igualdad de género es un aspecto esencial de "no dejar a nadie atrás", siendo este uno de las principios rectores de la Agenda 2030, y donde el PNUD se constituye en una plataforma de impulso a la igualdad de género como principio fundamental de los derechos humanos y del desarrollo sostenible.

El esfuerzo del PNUD en Bolivia parte reconociendo que la transformación de las relaciones de género y poder es esencial para lograr la igualdad de género y el desarrollo sostenible. El PNUD buscará iniciativas que aceleren las transformaciones estructurales para la igualdad de género y el desarrollo sostenible, que eliminarán las barreras institucionales, sociales y jurídicas que obstaculizan el logro de la igualdad de género. Esto incluye apoyar a los socios para abordar las causas fundamentales de las desigualdades de género y cambiar las normas, actitudes y prácticas sociales discriminatorias que niegan los derechos y oportunidades de las mujeres.

“En este Día Internacional de la Mujer, unidos rindámosles homenaje y honremos su trabajo de la mejor manera posible: redoblando nuestros esfuerzos para construir un mundo libre de discriminación y exclusión, con miras a hacer posible que todas las mujeres y hombres lleven una vida de dignidad y  de oportunidades”.

Achim Steiner, Administrador del PNUD

 

Notas relacionadas

Día Internacional de la Mujer

1 mar. 2018

Tema: “Ahora es el momento: las activistas rurales y urbanas transforman la vida de las mujeres”.

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Bolivia 
Ir a PNUD Global