© PPD/PNUD Bolivia

 

Los bosques en Bolivia son el hogar de la mayoría de los pueblos indígenas de tierras bajas, así como de la flora y fauna silvestre que califica al país como mega biodiverso. Existe entre ellos una relación simbiótica que les permite vivir en armonía con la naturaleza. En el Día Mundial de la Vida Silvestre, recordamos que los bosques en el país actúan como una red de protección garantizando medios de vida de sostenibles, proveyendo y conservando fuentes de agua y generando seguridad alimentaria.

Las comunidades más vulnerables confían en sus bosques y en las especies que ellos albergan para su subsistencia, medios de vida y generación de ingresos. Así los ecosistemas sostienen y son esenciales para la biodiversidad, los medios de vida y más ampliamente para toda la población y economía boliviana.

Solamente los incendios forestales, en los últimos dos años, han generado una pérdida de más de 5 millones de hectáreas en ecosistemas de bosque contribuyendo a acelerar el cambio climático y la pérdida de biodiversidad, que a su vez amenazan la seguridad hídrica y alimentaria.

Actualmente, estamos viviendo una crisis planetaria cuádruple: crisis climática, crisis por pérdida de biodiversidad, crisis de desigualdad y crisis de salud. En este contexto, los bosques, los pueblos indígenas y las comunidades locales que viven en ellos están en el centro de estos desafíos.

Dado el tamaño y magnitud de esta problemática, es esencial que el proceso de desarrollo del país considere e incorpore, en sus más altas prioridades, la generación de política pública, inversiones y acciones para restaurar y asegurar que las funciones ambientales se mantengan para recuperar el equilibrio con la Madre Tierra y el planeta.

#DíaMundialDeLaVidaSilvestre

Icon of SDG 13 Icon of SDG 15

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Bolivia 
Ir a PNUD Global